Me he declarado en guerra

 

No se acerquen a mí

porque me he declarado en guerra.

La tercera y final, el desastre total,

se ha incubado ya en mi cabeza.

 

Soy el detonador de un mundial polvorín,

soy el último actor del poster telefilm

que ha estallado en mitad del motín...

La guerra, la guerra...

 

Dada la gravedad, de esta mi enfermedad

y para evitar el contagio,

sin perder ademán, me he subido al desván

por si exploto me he puesto un casco.

 

Pero en vez de apreciar mi abnegada actitud

se han mofado de mí, de mi visicitud

ya pondrá en cada risa una cruz

La guerra, la guerra.

 

Propagaré la epidemia

en el baile y en la academia

y esperaré como enfermo de leucemia

que la guerra caiga en ti.

 

Al primer proyectil, bala, bomba o misil

que me acierte entre ceja y ceja.

Si la veo llegar, no me da tiempo a hablar

plantearé mi póstuma queja.

 

No está justo ni bien, ni parece normal

el cargar de la espalda de un solo mortal

el traer a este oasis de paz

La guerra, la guerra

 

Tan sólo habrá una prebenda

que me aparte de mi encomienda

aceptaría dejado ser aislado

con Bo Derek o Brigitte.

 

 

 

 

GrupoMecano.com