Quédate en Madrid

(J.M. Cano)

 

descanso dominical

 

Con la nariz entre tus ojos

y entre un pulmón y otro pulmón

el corazón y los congojos

todos en reunión.

 

Con tus orejas en las manos

voy enseñándole a Van Gogh

cómo mejora el resultado

cuando lo hacen dos.

 

Siempre los cariñitos

me han parecido una mariconez

y ahora hablo contigo en diminutivo

con nombres de pastel.

 

Y aunque intenté guardar la ropa

al mismo tiempo que nadar

me he resignado a ir en pelotas

mientras dure el mar.

 

Yo que de estas estampas

me limitaba a hacer colección

me hago un llavero con el fichero

con una condición

el día que tengas ojos rojos

y me estornude la nariz

vamos a hacer lo que podamos

por cenar perdiz

quédate en Madrid.

 

 

Duración: 2:18

 

 

 

GrupoMecano.com